viernes, julio 19, 2024

Tu ventana al mundo sostenible

BC3 publica una infografía para el seguimiento del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima

Comparte

El Observatorio de la Transición Energética y la Acción Climática (OTEA) de BC3 lanza una infografía para evaluar el grado de cumplimiento de los principales indicadores establecidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC). Este material será publicado anualmente en la web del Observatorio OTEA para analizar y difundir el avance hacía el cumplimiento de los objetivos destinados a impulsar la transición energética en España.

A la espera de que durante 2024 se apruebe una versión actualizada del PNIEC, esta infografía hace referencia a los objetivos establecidos en la versión aprobada en marzo de 2021.  

Los principales mensajes de la infografía son:

  • El cierre de las centrales de carbón y la fuerte caída de 2023 ha permitido que las emisiones de GEI permanezcan en la trayectoria para alcanzar el objetivo establecido en el PNIEC.
  • El auge de la solar fotovoltaica en los últimos años ha hecho que las renovables representen más del 50% del mix eléctrico, muy cerca del camino marcado.  
  • Sin embargo, la lenta penetración de las renovables en otros sectores hace que su peso en el consumo final de energía sea insuficiente.
  • El consumo de energía final se ha reducido alrededor del 6% desde 2019 y sigue la trayectoria para cumplir el objetivo.
  • La dependencia energética, aunque más volátil y expuesta a factores geopolíticos, está muy cerca de la senda marcada en el PNIEC.
  • La electrificación de la economía no progresa y representa uno de los principales desafíos para los próximos años.

Otros mensajes de interés: 

  • La buena marcha de las emisiones de GEI se debe principalmente a la caída de las emisiones en los sectores regulados por el Régimen de comercio de derechos de emisión de la UE.
  • El buen desempeño de la solar fotovoltaica contrasta con la energía eólica, cuya potencia instalada está yendo más lento de lo esperado.
  • No se observan avances suficientes para la descarbonización del transporte, en parte por su escasa electrificación.  
  • Las emisiones del sector industrial caen en línea con el objetivo. Sin embargo, el mal comportamiento de la intensidad de emisiones en el sector hace pensar que podría deberse al menor peso económico de la industria con respecto a lo esperado. 
  • La caída en el consumo final de energía en los sectores residencial y terciario hace que las emisiones sigan la senda establecida. 

Ver más

Recientes