viernes, julio 19, 2024

Tu ventana al mundo sostenible

Can Lluc renueva su oferta de bienestar en la Ibiza más auténtica

Comparte

En una isla de Ibiza dónde cada verano se incorporan nuevos establecimientos, sorprende encontrar hoteles absolutamente consolidados como Can Lluc Boutique Country Hotel & Villas. Un precioso hotel boutique de 25 habitaciones (de las cuales 14 son villas privadas), que abrió sus puertas en 2003 en una antigua finca de labranza del Siglo XIX.

Un proyecto familiar de Tina Soriano y Lucas Prats, que buscaba rendir homenaje al abuelo de este último, José Prats Costa, creando un hotel que mostrase la Ibiza más auténtica. Una Ibiza rural que conecta con el mar a través de las vistas de su mirador, y de su cercanía a la Bahía de San Antonio; y que invita a disfrutar del Mediterráneo desprendiendo aromas inconfundibles a pino, higuera y jazmín.

Hoy Can Lluc Country Hotel & Villas inicia su vigésimo primera temporada reforzando una propuesta wellbeing que se ha hecho fuerte en la isla pitiusa, convirtiéndose en refugio de todos aquellos que buscan desconectar.

Para ello el hotel, además de mantener las clases de yoga gratuitas que ofrece todos los viernes a las 8:30 a sus clientes, ha renovado su zona wellness, creando una sala de masajes para parejas, e incorporando nuevo equipamiento de la marca Life Fitness a su gimnasio.

A nivel de tratamientos de belleza, Can Lluc cuenta con la colaboración de la empresa Ibiza Massage, muy conocida en la isla por sus tratamientos faciales y corporales de máximo nivel, entre los que destacan su mix massage, que combina 6 técnicas diferentes y resulta ideal para combatir el estrés, activar la circulación y eliminar las toxinas; y un ancestral masaje tailandés, que es realizado por profesionales altamente cualificadas y nativas formadas en Tailandia.

Además de estos servicios, Can Lluc sigue promoviendo el placer de recorrer la pista de running con la que cuenta la finca, situada a 2,8 kilómetros del bonito pueblo de San Rafael, que permite disfrutar de la práctica de ejercicio mientras se disfruta de las espectaculares vistas que regala la campiña ibicenca, repleta de algarrobos, olivos, almendros y un viñedo familiar de uvas autóctonas con más de 2.000 parras.

Para saciar la sed y promover la recuperación de la energía, Can Lluc elabora zumos naturales detox con ingredientes como remolacha, apio, calabacín y jengibre.
Can Lluc, un clásico de la Ibiza más auténtica:
Esta nueva oferta de bienestar complementa el placer de alojarse en uno de los hoteles más conocidos de la campiña ibicenca, que cuenta en su haber con distintos reconocimientos como “Premio Rusticae del Público” (2021) y “Hotel recomendado en la “Ibiza City Guide de Louis Vuitton”, entre otros.

Ver más

Recientes